8 errores que no puedes cometer en la foto de tu currículum

plantilla foto dentro blogHay quienes creen que la fotografía no es parte esencial del currículum y que sólo cuenta tu experiencia y formación. Y pensarlo es un gran error porque aunque ninguna empresa debería basarse en la fotografía para contratar a alguien, sí es cierto que la primera impresión cuenta, y lograr un primer impacto visual positivo puede jugar a tu favor cuando optas a una oferta de trabajo.

Por obvios que parezcan, hay determinados errores que todavía se siguen cometiendo en las fotografías de currículum. Aquí os decimos los que se deberían evitar a toda costa:

  1. Hay que ser profesional. Da igual si eres fontanero, conductor o ingeniero, pero la imagen que deberías transmitir en tu fotografía debe ser profesional. Sin embargo, poner una fotografía de una boda a la que hayas asistido, por muy elegante que estés, no cuenta. Y mucho menos un selfie.
  2. La fotografía debe ser reciente. No debe tener una antigüedad mayor de dos años, por lo que debes ir actualizándola. Además, evidenciarás un mayor interés en encontrar empleo si ven que tus datos están siempre actualizados.
  3. La fotografía debe ser de medio cuerpo, o medio plano, como se denomina en la jerga audiovisual. Lo ideal sería realizar una fotografía a propósito con ese encuadre y evitar así los recortes o las fotografías de carnet, que cada vez están más en desuso en la fotografía profesional.
  4. Si se evitan los complementos, mucho mejor. No podemos llevar sombreros, gorras, gafas de sol o joyería muy llamativa. Cualquier cosa que llame la atención o que sea extravagante es mejor evitarlo en este tipo de fotografías. El objetivo es salir naturales y que ningún objeto llame más atención que nosotros mismos.
  5. La ropa debe ir acorde a la imagen que queremos dar. Pero como consejos generales, lo ideal sería usar colores neutros y evitar los colores y estampados chillones.
  6. Ni serios ni riendo a carcajadas. El término medio casi siempre es la mejor opción, y acompañar el semblante de una sonrisa dará la impresión de que somos personas agradables.
  7. El fondo debe ser coherente con nuestro ambiente profesional y el puesto al que aspiramos. Pero si hay dudas sobre qué fondo escoger, un fondo neutro es la solución. Fondos blancos o claros, o desenfocados, y como ocurre con los complementos, sin que haya ningún elemento que llame más la atención que nosotros.
  8. La calidad de la fotografía es muy importante también. Con una fotografía en buena calidad sin tener porque estar hecha en un estudio se ganan puntos y se transmite más confianza y competencias. Aunque no optes para un puesto de trabajo como fotógrafo, si procuras conseguir una buena foto para tu CV, que no esté pixelada, borrosa, oscura o con un flashazo, la impresión será mucho mejor en el reclutador.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*