Currículum 2.0: qué es y cómo construirlo

El currículum vitae ya no es lo que era. Si bien antes, un candidato se daba a conocer por la empresa a través sólo de una o dos páginas en las que detalla su formación y experiencia, ahora un currículum puede ser mucho más. Según el libro de Alfredo Vela, “Como buscar trabajo con redes sociales (y sin ellas)”, el currículum vitae está siendo sustituido por la marca personal.

entrevista trabajo

El 73% de los reclutadores recurren a Internet para reclutar talento y un 79% considera que el candidato activo en redes sociales tiene más oportunidades laborales. El personal de recursos humanos de una empresa tiene suficientes herramientas como para conocer más de ti aparte de con lo que dice tu CV, por lo que tu marca personal tanto en internet como fuera de internet debe ser cuidada y coherente con lo que tú cuentas de ti. Estos nuevos hábitos en el reclutamiento llevan a un nuevo panorama: la línea divisoria entre marca personal y currículum es cada vez más fina, por lo que crearlo de forma paralela no tiene sentido. Crea un CV 2.0 en el que tengas en cuenta ambos aspectos y envíes un mismo mensaje definido y concreto a la empresa en la que quieres trabajar. ¿Cómo? Te damos algunos consejos para comenzar:

  1. Personaliza tu CV: Aunque existen modelos de currículum en la red que están aceptados por muchas empresas y que son ya casi un estándar, personalizarlo mínimamente para que no sea igual que ningún otro de los que la empresa vaya a recibir, siempre es buena idea. Un buen estándar de CV es el conocido Europass reconocido y aceptado en toda Europa. Aunque lo utilices, quitar el pie de página que lo acompaña por defecto en el que indica el nombre de este estándar, cambiar el color de algunas secciones o tipografías es una forma de personalizarlo y evidenciar que has repasado y cuidado tu CV.
  2. Vigila Google: Ten en cuenta cuáles son los resultados si pones tu nombre y apellidos en Google, y si hay algo que no te deje en buen lugar o pueda dañar tu reputación, trata de eliminarlo.
  3. Incluye competencias: Crea un apartado específico para tus competencias, digitales, personales y técnicas. Esta sección está muy clara y tiene mucha importancia en el perfil de Linkedin, pero no muchas personas lo acaban de incorporar en sus CV escritos.
  4. Graba tu videocurrículum: ¿Por qué crear un VídeoCV? Esta es la forma más directa y actualizada de decir a la empresa todo lo que sabes hacer a viva voz. Te explicamos por qué es tan importante y cómo deberías hacerlo, en este artículo.
  5. Pide ayuda: Muestra tu currículum a diferentes personas y pídeles que te digan lo que verdaderamente piensan y si creen que tu CV consigue su objetivo o no.
  6. Ponte en el lugar del reclutador: De un vistazo, tu CV debe decir mínimamente a qué te dedicas y en qué sector te sitúas. Si tu currículum es muy largo y no deja claros los puntos principales, no se lo estarás poniendo nada fácil a tu reclutador, y mucho menos a ti mismo.
  7. Justifica las lagunas de tiempo: Una de las cosas que más llama la atención a los reclutadores son los huecos vacíos en tu trayectoria profesional. Si has estado una temporada sin trabajar por cualquier motivo, trata de justificarlo con formación (si la ha habido), y si no, trata de dejar claros los motivos cuando te concedan la entrevista. Titubear no vale, debes tener clara la respuesta antes de explicarla a otra persona.
  8. No mientas: Decorar tu currículum es una cosa, y mentir otra. Puedes y debes poner en valor lo que haces, tus conocimientos y tus competencias, pero sin llegar a mentir en lo que verdaderamente sabes hacer. Además, puede jugar en tu contra.
  9. Actualízalo: Por obvio que parezca, nos olvidamos de actualizar nuestras competencias y nuestros perfiles. Haz una lista de todos los perfiles profesionales que mantienes en redes sociales y plataformas de empleo e intenta actualizarlos periódicamente.

Tampoco te olvides del ecosistema digital del reclutador, o mejor dicho,  de todos los lugares en los que un reclutador puede encontrar información sobre ti: tus redes sociales. En Facebook, Youtube, Pinterest, Instagram, Twitter y, especialmente, Linkedin, tu información personal, tus datos de interés, tu presencia digital y tu formación están al alcance de un click.

Para cuidar esta marca personal que se desprende en las redes debes tener claras algunas acciones. Según tu profesión, debes plantearte si crear contenido propio, crear infografías y usar fotografías y vídeos de calidad. Otro aspecto a tener en cuenta son los contactos: gestiónalos bien y trata de tener compañeros de profesión con los que interactuar y actualizar conocimientos.

¿Necesitas más razones para actualizar tu currículum y desarrollar una buena marca personal?

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*