Diferénciate grabando tu videocurrículum

Una imagen dice más que mil palabras, y una presentación de ti mismo en forma de videocurrículum dice más que la redacción de tu vida profesional o el convencional currículum.

maxresdefaultCon esto no queremos decir que la forma tradicional y globalmente aceptada de darte a conocer a las empresas vaya a desaparecer o tenga que cambiar, sino que si además de aportar tu currículum bien hecho y con toda la información de tu formación y experiencia, adjuntas también una presentación de ti de manera más personal y cercana, ganarás puntos.

¿Por qué? El simple hecho de ofrecer a la empresa un breve vídeo mostrándoles tu candidatura ya te hará diferente porque aunque es un método cada vez más usado y qué más reclaman las empresas, no todos los candidatos toman este paso.

Esta forma de presentarte es una oportunidad de darte a conocer mejor al reclutador que se encarga de llevar a cabo el proceso de selección y de definir mejor tu candidatura. Y aunque no suele ser un sustituto del currículum, hay cosas que podrás demostrar o explicar mejor en un vídeo que con un documento escrito, como es enfatizar en tus puntos fuertes y en tus logros profesionales o demostrar con tu lenguaje corporal que eres una persona segura y válida para el puesto de trabajo al que optas. Además, ayudarás al reclutador a ahorrar tiempo en la selección, si tu CV le gusta y cree que tienes formación y experiencia suficiente para optar al puesto de trabajo, verá tu videocurrículum y en unos minutos podrás convencerle de que debes pasar la siguiente fase del proceso de selección.

¿Qué debo tener en cuenta antes de grabarlo?

Este tipo de vídeo puede ser tan sencillo o complicado técnicamente como tú prefieras. El abanico de opciones es amplio: desde un plano medio en el que salgas de cintura hacia arriba hablando fijamente a la cámara, hasta una edición más elaborada en la que salgas también desempeñando una de tus habilidades profesionales o mostrando alguno de tus trabajos si te dedicas a un sector más creativo.

Para grabarlo y editarlo también puedes recurrir a diferentes empresas especializadas o profesionales que realicen un videocurrículum más personalizado y original, como en la Bolsa de Empleo de Cámara Valencia desde la que te ofrecemos diferentes tipos de videocurriculum según tus preferencias. Lo que siempre debes tener en cuenta antes de grabarte, son los siguientes aspectos:

  1. Calcula el tiempo: Aunque debes explicar tu formación y experiencia, el tiempo es limitado. Se recomienda no superar nunca los dos minutos, por lo que debes ser conciso y seleccionar solo lo relevante. Recuerda que muchos detalles ya estarán incluidos en tu CV y en esta presentación, no se trata de repetir la información, sino de destacar los aspectos más importantes o introducir otros nuevos que en el currículum no tengan cabida.
  2. Adapta el texto al discurso oral: Cuida tus expresiones y haz frases cortas y con las que te sientas cómodo a la hora de hablar. Mantén un orden cronológico en tu presentación y trata de ser lo más claro posible.
  3. Prepara, ensaya, ensaya y ensaya: Tu lenguaje corporal también dice mucho de ti. Practica tu exposición y tus gestos antes de grabar, por mucho que sepas la información por tratarse de ti, ensayar te garantizará mejores resultados.
  4. Saluda y despídete: Un videocurrículum es muy parecido a una entrevista personal, por tanto, deberás seguir algunas directrices como saludar al inicio, y al final de tu presentación, agradecer a tu reclutador el visionado del vídeo así como despedirte amablemente al mismo tiempo que sugieres que pueden ponerse en contacto contigo para ampliar más información.
  5. Cuida tu imagen: Tu imagen es muy importante en el videocurrículum. No se trata de que cambies tu aspecto físico o tu estilo, pero sí debes mostrarte lo más formal y neutro posible. Viste la ropa que llevarías a una entrevista de trabajo y evita extravagancias o complementos que puedan distraer mucho la atención del reclutador que vaya a ver el vídeo.
  6. Cuida el lugar de grabación: Busca un lugar con un fondo blanco o de color claro neutro, que no sea llamativo. Fíjate también en el sonido, que no haya mucho ruido y la acústica sea la adecuada. La iluminación también es importante: la luz natural suele dar mejor resultado. Trata de evitar las sombras y que la luz esté homogéneamente repartida por el espacio.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*