Qué es la economía circular y por qué es útil para las empresas

Casi tres de cada cuatro negocios europeos realizaron actividades de este tipo en los últimos tres años, sobre todo reciclaje o reutilización. Son datos de un Eurobarómetro que muestra que España es uno de los países en los que estas acciones son más frecuentes.

plantilla

España fue el tercer país de la UE en el que las empresas llevaron a cabo más actividades relacionadas con la llamada economía circular (el 85%), solo por detrás de Malta (95%) e Irlanda (89%). Esta estrategia consiste, tal y como apunta la Comisión Europea, en una economía donde el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible, de forma que los residuos y el uso de recursos se reducen al mínimo y estos últimos se conservan dentro de la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida útil, con el fin de volverlos a utilizar repetidamente y seguir creando valor. El Eurobarómetro publicado recientemente sobre la cuestión muestra que Bulgaria y Estonia (44 %) se sitúan en extremo contrario de las empresas irlandesas, maltesas y españolas, seguidas por Lituania (47%), Letonia (54%) y Hungría (57%).

Según las encuestas llevadas a cabo para la realización del estudio, la acción de economía circular más común fue elreciclaje, la reutilización o la venta de productos de este tipo, realizada por el 55% de las empresas, por delante de la minimización de consumo energético (39%), el uso de materiales reciclados (34%) o la reducción del consumo de agua (19%). El uso de energías renovables parece, sin embargo, no contar todavía con la confianza de las compañías, ya que solo el 10% ha puesto en marcha alguna actividad relacionada con ellas.

Así son las empresas de la economía circular

El Eurobarómetro también concluye que son las empresas de mayor tamaño las que aplican más frecuentemente esta forma de funcionamiento (el 89% de las empresas de entre 50 y 250 empleados lo hacen). Sin embargo, los pequeños negocios no se quedan atrás, ya que el 72% de ellos ha adoptado medidas en este campo. Eso sí, son muchos los que aseguran haber encontrado dificultades para llevar a cabo sus proyectos relacionados con la economía circular, en concreto, el 27% de las pequeñas empresas europeas encuestadas. Por su parte, casi la mitad (el 48%) de las compañías afirmó no haber buscado nunca información sobre programas de financiación para actividades de economía circular.

En el caso de España, el 54% de las pymes declararon haber invertido entre un 1% y un 5% de sus ingresos anuales al desarrollo de este tipo de actividades antes mencionadas, el 6% aseguró haber dedicado entre un 6% y un 10% de su facturación y solo el 5% dijo haber invertido más del 11% a estas actividades. En cuanto al desconocimiento, más de siete de cada diez pequeñas y medianas empresas españolas confesaron no estar al tanto de los programas españoles relacionados con la economía circular. Por su parte, un 14% sí los conocía pero no ha hecho uso de ellos, un 9% afirma que sí es consciente de que existen pero no los conoce al detalle y únicamente un 3% los conoce y los ha utilizado.

Impulso europeo

El informe se publicó durante Semana Verde de la UE, en la que se sucedieron conferencias y debates sobre la política medioambiental. Durante esas jornadas, el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, aseguró que esa semana envía “una fuerte señal a las empresas, a los inversores y al sector financiero de que un cambio en los modelos es posible y beneficioso”.

Y es que la Unión se ha mostrado en los últimos tiempos especialmente comprometida con la economía circular. Para promoverla, la Comisión Europea aprobaba a finales del año pasado una serie de medidas como propuestas legislativas revisadas sobre residuos para impulsar un aumento del reciclado y reducir los vertidos. En lo que se refiere a la producción, el Ejecutivo comunitario se comprometió a impulsar normas que permitan que las compañías utilicen de forma más eficaz los recursos y generen menos residuos, algo que la institución considera que puede crear oportunidades empresariales y estimular la innovación, al mismo tiempo que se preserva el medio ambiente.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*