¿Qué hacer antes y después de una entrevista de trabajo?

Individualmente, y aunque el camino de cada candidato en búsqueda de empleo puede variar, hoy existen multitud de consejos prácticos que pueden ser útiles en la preparación de este proceso.  En este sentido, casi todos los caminos te llevarán a la creación de una sólida marca personal, con el objetivo de guiar la trayectoria de tu búsqueda, y orientarte hacia el éxito.

 antes_despues_entrevista

Antes de la entrevista

Si bien es obvio que para la consecución de nuestro objetivo tendremos en cuenta dichas herramientas para la optimización de nuestros perfiles profesionales, existe un punto crucial del que dependerán, en gran medida, los resultados que obtengamos y sobre el que deberemos basar muchas de nuestras acciones: los reclutadores.

Un reclutador será aquel profesional que nos seleccionará entre todos los aspirantes a un empleo, y que nos citará posteriormente en entrevista para descubrir si efectivamente somos el candidato perfecto.

¿Tu labor? Ofrecer al mercado el valor que representas, y conseguir generar impacto en aquellos que tengan la oportunidad de ponerse en contacto con tu perfil. A continuación, encontrarás tres claves que podrían servirte para potenciar tu Networking con reclutadores:

–       Busca en tu mercado diana -en aquellas empresas donde desees trabajar-, e investiga quiénes son los responsables de contratación. Puedes usar Linkedin, Facebook… para encontrar aquellas personas con las que te convendría establecer contacto.  Conociéndolos, podrás orientar tu extracto, tu perfil y, por tanto, tu candidatura, hacia los intereses profesionales de dichos reclutadores y sus empresas, ¡posiciónate!

–       Ten presente que un reclutador o head-hunter, normalmente empleará algo menos de 20 segundos de media para leer tu perfil. Conseguir una mayor retención e interés en tu CV, dependerá, en parte, de ti. Asegúrate de estructurar y mostrar un perfil 10 en Linkedin, así como un currículum que detalle tus habilidades, conocimientos, logros, y un historial orientado a soluciones

Anticípate a las tres áreas que todo reclutador pretenderá identificar: huecos de currículum, falta de experiencia y perspectiva, empleos poco duraderos…etc.

–       Muchas organizaciones desarrollarán grupos privados, redes “alumni” o fan pages donde podrían presentársete muchas oportunidades de empleo, tanto directamente en forma de ofertas como con la generación de contactos de calidad que puedan ayudarte con tus objetivos.

Únete a estas plataformas, y realiza una buena tarea de Networking, aumentando así tus posibilidades.

Después de la entrevista

Bien, acabas de asistir a una entrevista de trabajo, y, aunque te sientes un poco aliviado  por haber hecho casi todo lo que está en tu mano para completar tu proceso de transición, todavía hay algo que podrías hacer mientras esperas una respuesta: agradece siempre tus progresos.

Antiguamente, las cartas de agradecimiento requerían un esfuerzo extra por parte del candidato. Hoy, inmersos en el mundo de la comunicación instantánea, no resulta mayor problema la forma en la que hacemos llegar nuestra gratitud al profesional que nos ha atendido.

A lo largo de todo el proceso de selección, has podido mantener contacto con head-hunters, reclutadores, asesores, jefes de contratación, o responsables directos de las organizaciones. Y, te habrás preguntado, “¿a quién me dirijo ahora?”

Llegados a este punto, debes entender que este tipo de comunicaciones han de partir siempre de la sinceridad de cada persona, y, por ende, dirigirse a aquella persona que cada candidato sienta. Si, en tu caso, has mantenido una buena relación con cada uno de los profesionales que te han atendido, y es tu deseo hacerles partícipes de tu reconocimiento, ¡hazlo sin miedo!

¿Cómo estructurar una carta de agradecimiento?

En primer lugar, y, aunque tu comunicado vaya a ser emitido para varias personas, es preferible que dediques unas líneas para personalizar y adaptar tus palabras a la persona que vaya a recibirla.

Por otro lado, es importante que tu carta siga manteniendo la coherencia de tu marca personal. Por tanto, deberás seguir actuando como el candidato que buscan. Orienta tu mensaje en función de las habilidades que ya habrán podido descubrir en ti, reafirmando que eres perfecto para el puesto.

Asegúrate de que, si envías varios emails, nunca vayan en la misma franja horaria. Este pequeño detalle puede ser muy bien percibido por los destinatarios, que no dudarán de la personalización y sinceridad de tu mensaje.

La forma en la que éstos recibirán tu agradecimiento no la podrás prever, y, al margen de lo que puedan pensar al abrirlo, debes estar seguro de tus palabras: al final, el objetivo final de este tipo de mensajes será obtener información sobre tus próximos pasos y, por supuesto, expresar tu deseo y motivación por conseguir el empleo.

Fuente: http://www.agenciaderecolocacion.es/

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*